Cáncer de Ovario

Cáncer de Ovario: Las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de ovario tienen un mayor riesgo de este cáncer y pueden considerar la cirugía para disminuir el riesgo. Aprenda sobre los tratamientos de este cáncer: 

Información general sobre el cáncer epitelial de ovario, de trompa de Falopio y primario de peritoneo

  • El cáncer epitelial de ovario, de trompa de Falopio y primario de peritoneo son enfermedades por la que se forman células malignas (cancerosas) en el tejido que cubre el ovario o el revestimiento de la trompa de Falopio o el peritoneo.
  • Los cánceres epitelial de ovario, de trompa de Falopio y primario de peritoneo se forman en el mismo tipo de tejido y se tratan de la misma manera.
  • Las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de ovario tienen mayor riesgo de este cáncer.
  • Algunos cánceres de ovario, de trompa de Falopio y primario de peritoneo surgen por mutaciones (cambios) genéticas heredadas.
  • Las mujeres con mayor riesgo de cáncer de ovario pueden considerar someterse a cirugía para disminuir el riesgo.
  • Entre los signos y síntomas de cáncer de ovario, de trompa de Falopio o de peritoneo se incluyen dolor o hinchazón en el abdomen.
  • Para identificar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de ovario, de trompa de Falopio o de peritoneo, se utilizan pruebas que examinan los ovarios y el área de la pelvis.
  • Ciertos factores afectan las opciones de tratamiento y el pronóstico (probabilidad de recuperación).

El cáncer epitelial de ovario, de trompa de Falopio y primario de peritoneo son enfermedades por la que se forman células malignas (cancerosas) en el tejido que cubre el ovario o el revestimiento de la trompa de Falopio o el peritoneo.

Los ovarios son un par de órganos en el aparato reproductor femenino. Están en la pelvis, uno a cada lado del útero (el órgano hueco, en forma de pera donde se forma el feto). Cada ovario tiene aproximadamente el tamaño y la forma de una almendra. Los ovarios producen óvulos y hormonas femeninas (sustancias químicas que controlan el funcionamiento de ciertas células y órganos).

Las trompas de Falopio son un par de tubos largos y delgados, uno a cada lado del útero. Los óvulos pasan de los ovarios, a través de las trompas de Falopio, hasta el útero. El cáncer a veces empieza al final de la trompa de Falopio cerca del ovario y se disemina al ovario.

El peritoneo es el tejido que reviste la pared abdominal y cubre los órganos del abdomen. El cáncer primario de peritoneo es un cáncer que se forma en el peritoneo y no se diseminó desde allí a otra parte del cuerpo. El cáncer a veces empieza en el peritoneo y se disemina al ovario.

Los órganos del aparato reproductor femenino incluyen el útero, los ovarios, las trompas de Falopio, el cuello uterino y la vagina. El útero tiene una capa muscular externa que se llama miometrio y un revestimiento interno que se llama endometrio.

El cáncer epitelial de ovario es un tipo de cáncer que afecta el ovario.

Los cánceres epitelial de ovario, de trompa de Falopio y primario de peritoneo se forman en el mismo tipo de tejido y se tratan de la misma manera.

Las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de ovario tienen mayor riesgo de este cáncer.

Cualquier cosa que aumenta la probabilidad de tener una enfermedad se llama factor de riesgo. La presencia de un factor de riesgo no significa que enfermará de cáncer; pero la ausencia de factores de riesgo tampoco significa que no enfermará de cáncer. Consulte con su médico si piensa que está en riesgo.

El riesgo aumenta en mujeres que tienen una parienta de primer grado (madre, hija o hermana) con antecedentes de cáncer de ovario. Este riesgo es más alto en mujeres con una parienta de primer grado y una parienta de segundo grado (abuela o tía) con antecedentes de cáncer de ovario. Este riesgo es todavía más alto en mujeres con dos o más parientas de primer grado con antecedentes de cáncer de ovario.

Algunos cánceres de ovario, de trompa de Falopio y primario de peritoneo surgen por mutaciones (cambios) genéticas heredadas.

Los genes en las células transportan la información hereditaria que recibe una persona de los padres. El cáncer de ovario hereditario representa alrededor de 20 % de todos los casos de este tipo de cáncer. Hay tres estructuras hereditarias: cáncer de ovario solo, cánceres de ovario y mama y cánceres de colon.

El cáncer de trompa de Falopio y el cáncer de peritoneo también se pueden presentar por ciertas mutaciones genéticas heredadas.

Hay pruebas que permiten encontrar mutaciones en los genes. Estas pruebas genéticas a veces se realizan a miembros de familias con riesgo alto de enfermar de cáncer.

Las mujeres con mayor riesgo de cáncer de ovario pueden considerar someterse a cirugía para disminuir el riesgo.

Algunas mujeres que tienen un aumento de riesgo de enfermar de cáncer de ovario pueden elegir una ooforectomía (extirpación de ovarios sanos de manera que el cáncer no pueda crecer en ellos) para reducir el riesgo. En las mujeres con riesgo alto, este procedimiento mostró que puede disminuir enormemente el riesgo de cáncer de ovario.

Entre los signos y síntomas de cáncer de ovario, de trompa de Falopio o de peritoneo se incluyen dolor o hinchazón en el abdomen.

Los cánceres de ovario, de trompa de Falopio o de peritoneo pueden no causar signos o síntomas tempranos. Cuando los signos o síntomas aparecen, el cáncer a menudo se encuentra en estadio avanzado. Los signos y síntomas pueden ser los siguientes:

 

  • Dolor, hinchazón o sensación de presión en el abdomen o la pelvis.
  • Sangrado vaginal abundante o irregular; en particular, después de la menopausia.
  • Secreción vaginal de color claro, blanca o manchada de sangre.
  • Bulto en el área de la pelvis.
  • Problemas gastrointestinales tales como gases, flatulencia o estreñimiento.

Estos signos y síntomas pueden obedecer a otras afecciones y no al cáncer de ovario, de trompa de Falopio o de peritoneo. Si los signos o síntomas empeoran o no desaparecen espontáneamente, consulte con su médico de modo que se pueda diagnosticar y tratar cualquier problema lo más pronto posible.

Para identificar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de ovario, de trompa de Falopio o de peritoneo, se utilizan pruebas que examinan los ovarios y el área de la pelvis.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

 

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar el estado general de salud e identificar cualquier signo de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca extraña. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades y los tratamientos aplicados en cada caso.
  • Examen pélvico : examen de la vagina, el cuello uterino, el útero, las trompas de Falopio, los ovarios y el recto. Se introduce un espéculo en la vagina y el médico o enfermero observan la vagina y cuello uterino para detectar cualquier signo de enfermedad. Habitualmente se lleva a cabo una prueba de Pap o frotis de Papanicolaou del cuello uterino. El médico o enfermero también introduce uno o dos dedos de una mano cubiertos por guantes lubricados en la vagina y coloca la otra mano sobre la parte inferior del abdomen para palpar el tamaño, la forma y la posición del útero y los ovarios. El médico o el enfermero también introduce un dedo enguantado y lubricado en el recto para palpar masas o áreas anormales.

Examen pélvico. El médico o enfermero introduce uno o dos dedos lubricados, enguantados en la vagina, mientras presiona la parte inferior del abdomen con la otra mano. Esto se realiza para palpar el tamaño, la forma y la posición del útero y los ovarios. También se revisa la vagina, el cuello uterino, las trompas de Falopio y el recto.

  • Ensayo de CA-125 : prueba que se utiliza para medir la concentración de CA 125 en la sangre. CA 125 es una sustancia que liberan las células en el torrente sanguíneo. Una concentración elevada de CA 125 puede ser un signo de cáncer o de otra afección, como la endometriosis.
  • Ecografía : procedimiento en el cual se hacen rebotar ondas sonoras de alta energía (ultrasónicas) en tejidos u órganos internos del abdomen, y se crean ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos corporales que se llama ecograma. La imagen se puede imprimir para analizarla más adelante.
  • Ecografía abdominal. Se pasa un transductor conectado a una computadora sobre la superficie del abdomen. El transductor ecográfico hace rebotar ondas de sonido en los órganos y tejidos internos para crear ecos que componen un ecograma (imagen computarizada).Algunas pacientes se pueden someter a una ecografía transvaginal.

Ecografía transvaginal. Se introduce en la vagina una sonda ecográfica conectada a una computadora y se mueve suavemente para mostrar los distintos órganos. La sonda hace rebotar ondas de sonido en los órganos y tejidos internos para crear ecos que componen un ecograma (imagen computarizada).

  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se puede inyectar en una vena o dar para beber un tinte para ayudar a que los órganos o tejidos aparezcan más claros. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computadorizada o tomografía axial computarizada.
  • Exploración con TEP (exploración con tomografía por emisión de positrones): procedimiento para encontrar células de tumores malignos en el cuerpo. Se inyecta en una vena una cantidad pequeña de glucosa (azúcar) radiactiva. El escáner de la TEP rota alrededor del cuerpo y toma una imagen de los lugares del cuerpo que absorben la glucosa. Las células de tumores malignos tienen aspecto más brillante en la imagen porque son más activas y absorben más glucosa que las células normales.
  • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento para el que usa un imán, ondas de radio y una computadora para crear una serie de imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).
  • Radiografía del tórax : radiografía de los órganos y huesos del interior del tórax. Un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película que muestra una imagen de áreas del interior del cuerpo.
  • Biopsia : extracción de células o tejidos para que un patólogo las observe al microscopio para determinar si hay signos de cáncer. Habitualmente, se extrae el tejido durante la cirugía para extirpar el tumor.

Ciertos factores afectan las opciones de tratamiento y el pronóstico (probabilidad de recuperación).

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • El tipo de cáncer de ovario y la cantidad de cáncer presente.
  • El estadio y el grado del cáncer.
  • Si el paciente tiene demasiado líquido en el abdomen que le causa hinchazón.
  • Si el tumor se puede extirpar con cirugía.
  • Si hay cambios en los genes BRCA1 BRCA2 .
  • La edad y la salud general del paciente.
  • Si el cáncer recién se diagnosticó o recidivó (volvió).