Cómo prevenir la deshidratación y qué hacer en cada caso

El calor trae aparejado patologías prevalentes y características del verano. Las digestivas con y sin deshidratación representan el 80% de las consultas diarias en todos los centros asistenciales de la provincia.

La diarrea es una alteración intestinal caracterizada por la mayor frecuencia, fluidez y, a menudo, volumen de las deposiciones con pérdida variable de agua y electrolitos, y cuya duración es de hasta 14 días. En muchos casos provoca deshidratación, un problema grave en niños porque puede presentar complicaciones muy serias.

“La deshidratación es la perdida de agua y sales del organismo donde el niño pierde fuerza, llora sin lágrimas, tiene los ojos hundidos, la boca y lengua seca. Puede ser leve, moderada y grave. Ante estos casos tenemos que hidratarlo a través de una terapia de rehidratación oral durante cuatro horas, suministrándole suero oral por cucharada una detrás de la otra para evitar que el niño presente vómito”, explicó la jefa del Servicio de Internación Abreviada (SIA) del hospital del Niño Jesús, doctora Noemí Díaz.

Este cuadro tiene una duración de 7 a 14 días. “Es importante informar a los padres que no hay un medicamente que le corte la diarrea al niño. Es un proceso que termina cuando él elimina todo lo que le hizo mal. Durante los 15 días posteriores al tratamiento es fundamental realizar la alimentación de manera correcta e ir incrementando gradualmente la ingesta para poder recuperar el peso que perdió la criatura”, finalizó la especialista.

¿Cómo prevenir estos cuadros?

Es fundamental cuidar la higiene de las manos en los niños, los padres y cualquier persona que tenga contacto con la criatura. También cuidar la higiene integral del hogar y de todos los utensilios que son frecuentes en los chicos para evitar el contacto con vectores que son portadores de bacterias.

Es fundamental hervir el agua antes de beber o agregarle dos gotas de lavandina por litro y dejar reposar durante 20 minutos.

Signos de alarma

Si su hijo tiene diarrea, preste atención a los siguientes signos:

  • Molesto, decaído, irritable, llanto sin motivo
  • Si llora sin lágrimas
  • Si tiene los ojos hundidos
  • Si tiene la boca y lengua secas
  • Si presenta deseo intenso para los líquidos o no es capaz de beber
  • Si tiene fiebre o vómito
  • Si presenta deposiciones con moco o sangre

Es recomendable seguir este tipo de alimentación en casos de patologías digestivas

  • Polenta o arroz hervido con queso de rallar
  • Pollo hervido sin piel y bien picado
  • Carne hervida o bife a la plancha
  • Huevo duro, verduras hervidas
  • Sopa de vitina, arroz o fideos cabello de ángel
  • Banana pisada, manzana al horno o gelatina
  • Suero oral, dar de 50 a 100 cc después de cada deposición
  • No dar frituras, caramelos, mate cocido ni fiambres